♥♥♥

domingo, 23 de junio de 2013

Me levante esta mañana prendida a mis auriculares, me vine al laburo, y ahora estoy acá, sentada frente a la vidriera gigante que tiene, mirando como poco a poco sale el sol. Me hace pensar demasiado, no se por qué, nunca le encontré explicación a eso y aunque quisiera creo que seguirá sin haberla. Como puede ser que una bola de fuego tenga tantas cosas? Explosiones dentro suyo, gases tóxicos, tanta fuerza como para quemar y atravesar capaz sumamente duras, complicadas, que sirven para cuidarnos.
Me hace acordar mucho a vos, porque sos igual a esas descripciones, sos igual al Sol. Explotas con tu enojo, me intoxicas, conseguiste atravesar esa coraza que me cubría y llegar a mi corazón y alma, me dejaste sin cuidado alguno expuesta a miles de cosas, de sentimientos, de dolores, y de verdades que hubiera preferido no conocer con mi corta vida. 
Pero a pesar de todo eso, tenías algo que conseguía alegrar mis días de la misma manera que el Sol, alumbrándome cuando me miras, encandilándome si te miraba fijo, conseguías que hasta los días mas lluviosos sean lindos, era como cuando llueve y sale el sol, de esa misma manera. Eras mi Sol pero de carne y hueso, tan destructivo y dañino al igual que él. Pero a pesar de todo, no lograste quemar mi vida entera, sigo viviendo.

esto lo escribí ayer, pero recién hoy lo pude publicar.

jueves, 20 de junio de 2013

  • Conversación iniciada hoy


  • Quiero aclarar antes que nada que si decido tomar esta decisión no es porque te haya dejado de querer, ni mucho menos, si no porque me cansé de que no te importe nada de mi. Todas las decisiones que tome en mi vida fueron porque hubo algo o alguien que con el tiempo me hizo darme cuenta de las cosas. Tardé mucho, quizás demasiado en darme cuenta que lo nuestro no iba para mas, que había que ponerle punto final y empezar otra historia desde cero y cada uno por su parte, la verdad siempre lo pensé, siempre tuve la idea de alejarme de vos y empezar de nuevo, pero siempre hubo algo que conseguía que esa idea que giraba por mi mente todo el día no se concretara. Capaz era tu forma de ser, o las cosas que me decías, no se, pero yo no conseguía hacer un camino a parte del tuyo, hasta el día de ayer. No hizo falta decirme mucho, entendí rápidamente lo que me decías, y aunque me costó, lo entendí. Nosotros, ¿qué lindo qué sonaba eso antes no? Pero ya no es así. Nosotros no podemos estar juntos, no fuimos hechos para estarlo, y aunque intente todo para que lo fuéramos, no lo conseguí.
    No me arrepiento de nada, ni de los besos, abrazos, tardes enteras en la plaza, noches enteras sin dormir solo para hablar con vos, locuras que solo vos y yo sabemos que hice por verte. No hay nada de lo que haya hecho que yo me arrepienta, no me arrepiento de haber hecho todo lo que hice, y mucho menos de haber dado todo de mi para que vos y yo coincidamos, para que estar juntos.
    Te agradezco por todo, por venir y por haberte ido, por hacerme feliz y tan triste a la vez, por enseñarme y dejarte enseñar cosas, por haber sido el causante de mis felicidades y amarguras por tanto tiempo. Pero todas las historias tienen un fin, y este es el nuestro. Hasta acá llegué, hasta acá llego mi amor por vos.
    Gracias por todo, adiós.

martes, 18 de junio de 2013

¿Cuál es el momento exacto en que empezamos a elegir nuestra vida? ¿Quién le tomo exámenes a nuestros padres para saber si son capaces de elegir lo mejor para nosotros? ¿Cuándo nos eligen un colegio son conscientes que ese lugar marcará nuestra historia para siempre?

lunes, 17 de junio de 2013





VOS. Todo me hace acordar a vos. A vos y a tu forma tan rara de querer, a tu frialdad, a tus malos humores, a tus besos, a tus risas, a tu sonrisa, a tu olor, a tu infinidad de cosas, que aunque lo creas o no, para mí eran perfectas. Era la imperfección en persona, pero había algo en vos que te hacía perfecto. Ese algo que tenías que hacía que yo me sintiera completa, que me sienta querida, protegida y segura de mi misma.
La forma en la que mirabas antes de darme un beso, ¿como voy a hacer para olvidar eso?. Tus impulsos, que hacían que vengas de la nada y me abraces como si tuvieras miedo de perderme.
Yo no entiendo por qué las cosas no funcionan.




Que triste y decepcionante es ver que las personas que se criaron a tu lado hasta al día de hoy, las cuales llamó 'amigos' son en los que menos puedo confiar.

viernes, 7 de junio de 2013

Está entrada va dedicada a vos, sí a vos, a mi ídolo desde mis 13 años ( hoy en día tengo 15).
¿Qué te puedo decir a vos? Sos mi ídolo, la razón por la que hoy día a día sigo entiendo un poco más de la vida. Sos la única persona que aunque no vea, ya con solo escucharte me tranquilizas y me subís el ánimo.Cada canción tuya me llega al alma, hables de lo que hables, drogas, sexo, locuras, amores lo que sea! Todo lo que vos cantes, para mí es una DROGA. 
No se en que momento fue que me empezaste a gustar tanto, no me acuerdo en que momento me volví tan fanática de vos, y es el día de hoy 2 años después de haber escuchado por primera vez una canción tuya( la cual fue "espectacular" ) sigo escuchando todos tus temas, se de memoria todas tus temas.Y aunque nunca te pude ir a ver, porque en mi casa no todos compartimos el mismo gusto musical,  yo te voy a seguir como sea.
Cada vez que escucho que estás en la radio, o en algún noticiero me hago el tiempo para verte o escucharte. Llámenme loca o como quieran, pero el amor que te tengo a vos es inexplicable.
Te conocí en unos de mis peores momentos sentimentalmente, y apareciste así como si nada, con tu música, con tu paz, con tus locuras, con tus gritos y me llenaste el alma, me diste otro tipo de personalidad, otra forma de ver las cosas, me cambiaste la vida! 
Es el día de hoy que ya son dos años de que escucho tú música, para mí sos como una religión, es levantarme los sábados a la mañana, estar sola y poner tu música con el volumen al máximo.
¿Amarte?¿Amar tu música? es poco, lo que te amo a vos y a tu música y a todas tus canciones es poco.
Vivo por vos más que por mí. Pordiosera de corazón, Cristian 'Toti' Iglesias mi religión
Yo no entiendo como puede haber gente así, tan invasiva, tan pendiente de lo que haces y de lo que no.¿ No se dan cuenta que una relación así se desgasta? Cansá que sean así.. No se si soy yo, o qué.Pero a mi la gente así no me gusta, y es por eso que es el día de hoy que no encuentro nadie que tenga mi mismo pensamiento.El hecho de saber que por el mundo caminan millones y millones de personas que lo único que hacen es invadir el espacio del otro me da escalofríos.¿Qué necesidad de invadir mi espacio, mis tiempos, mis cosas, mis amigos? Es por eso, que no ando con nadie.Cada persona con la que intenté estar para olvidarme de mi pasado es así y lo único que termina haciendo es aburrirme.El hecho de saber que les importo me copa, y mucho..Pero el hecho de que me invadan ya no.No me gustan que se metan en mis cosas, no me gustan que aparezcan cuando yo estoy tranquila con mis amigos.Estoy con amigos, aver ¿Que no entendes? Si quiero salir con vos ese día te aviso, te preguntó si podes, pero el hecho de que me invadas no me gusta.

La verdad que me decepciona la gente así, porque le saca lo lindo a la relación, le saca eso de extrañarse y demás cosas que a uno lo hacen sentir bien, hablando desde mis puntos de vista obvio.

miércoles, 5 de junio de 2013

Ahora vengo a hablar de mí, de lo que soy.No vengo a hablar de él, ni de lo que significo para mí, no vengo a hablar de mis problemas, ni de las vueltas que me da la cabeza, ni de mis viejos, ni de nadie que no sea yo.

Hoy me di cuenta de como soy, de lo poco que me gusta que me anden encima, de lo mucho que me molesta que se tiren en mi cama a mirar televisión, de lo mucho que me empalagan que me abrecen todo el tiempo, de lo mucho que me gusta quedarme sola en casa, de la tranquilidad que me da escuchar música y perderme en el mundo, de lo mucho que me gusta caminar abrigadisima cuando hace muchísimo frío y tener la nariz fría, de lo mucho que me gustan los peluches, de lo poco que me gusta que me usen las cosas, de lo mucho que me molesta que me discutan cosas indiscutibles, de lo poco que me gusta la comida fría, de lo mucho que me molesta la gente que está de mal humor siempre, de lo mucho que me gusta reírme a carcajadas, de lo mucho que me molesta que me ignoren, en lo mucho que me gusta tomar el café con leche frío las mañanas de verano, lo mucho que me gusta salir, en lo independiente que soy, en lo mucho que me gusta tener mis propias cosas, en lo poco que me conformo con todo, ya se lo que quería o no, en lo mucho que me molesta que no me den la razón, en lo terca y cabeza dura que soy.En fin soy esto, y no pretendo cambiarlo.
   Sin mucho más que hablar, nos despedimos
                                                                           Comprobé que ya era inútil extender ese partido. 
  Colgué los timbo y bajé la persiana, 
                                                            sin embargo, tu auto estima cascoteó mi ventana. 

No se en verdad bien que es lo que siento y como ya creo que lo dije en la entrada anterior, aveces se me hace difícil entenderme yo misma, es como si mi propio yo no estuviera de acuerdo con las cosas que digo, como si mi cabeza pensara una cosa, pero yo dijera todo lo contrario, no se si me explico.
El intentar entenderme cada día se me complica más, nunca sé bien lo que quiero o capaz lo sé, pero aún no me doy cuenta.Es como si el día a día me fuera diciendo que es lo que voy queriendo.
Siempre que escribo termino hablando de él, de lo bien que me hizo haber estado con él, del tipo de relación que tuvimos, de todo pero que al fin de acabo terminaba siempre en él.Y la verdad es que no se por qué, tampoco entiendo que fue lo que me hizo, o que fue o mejor dicho es lo que tanto me gusta de él, si al fin de acabo me cago ¿no? Entonces, como puede ser que después de tanto tiempo, después de saber que me cagó, que me vio la cara durante un montón de tiempo, ¿Cómo es posible que todavía me interesa? la verdad que no entiendo.Hay veces que me dan ganas de agarrar todos y cada uno de nuestros recuerdos, tanto buenos como malos y tirarlos a un tacho de basura, vaciar mi mente y olvidarme de que exististe, pero no, no puedo y cada día que pasa el recuerdo se aferra más a mí y cada día se me hace más imposible olvidarte.Y cada día se me hace más imposible aceptar que ya no estás, que cuando te mande un mensaje ya no me vas a responder de la misma manera que lo hacías antes, y me cuesta mucho entender, quizás más de lo normal de que tus abrazos que tanto bien me hacían los recibe alguien más-


domingo, 2 de junio de 2013

Aveces me cuesta expresar lo que siento, pero nunca me costo desmostar lo que soy y si alguna vez dude lo que era al rato lo recordaba fácilmente.No suelo caer nunca en esa especie de depresión que caen todos y si lo hago los motivos deben ser haberme callado por tanto tiempo lo que sentía o lo que pensaba.Nunca creí que podía llegar a eso de amargarme por alguien, llegar al punto de llorar por alguien que me lastimo.Siempre creí que si lloraba lo haría de la risa, o de la emoción, pero desde muy chica me tocó aprender que también se puede llorar de tristeza, que se puede llorar cuando extrañas a alguien, pero nunca creí llorar por alguien que lo único que hizo fue hacerme daño.Cuesta entender por qué aún lo extraño o por qué todavía hay veces que pienso en él si en el momento que estábamos juntos se cagó en mí, en lo que yo sentía, en lo que a mí me pasaba cada vez que me abrazaba, me daba un beso, me decía te quiero o simplemente me miraba, cuesta aceptarlo... y mucho.Es el día de hoy que pasa el tiempo y todavía me sigo acordando de todo, de las horas y horas juntos en la plaza, de cada vez que su perfume me quedaba en mi ropa con solamente abrazarme, en lo segura que me hacía sentir, en lo bien y contenta que estaba a su lado. Que lastima que algo tan lindo como eso haga mal no?, pero más triste es saber que aunque pase el tiempo sigo pensando en él como el primer día que nos vimos.

Prometí no volver a no hablarte, y aunque no lo cumplí estoy dispuesta a olvidarte.