♥♥♥

domingo, 2 de junio de 2013

Aveces me cuesta expresar lo que siento, pero nunca me costo desmostar lo que soy y si alguna vez dude lo que era al rato lo recordaba fácilmente.No suelo caer nunca en esa especie de depresión que caen todos y si lo hago los motivos deben ser haberme callado por tanto tiempo lo que sentía o lo que pensaba.Nunca creí que podía llegar a eso de amargarme por alguien, llegar al punto de llorar por alguien que me lastimo.Siempre creí que si lloraba lo haría de la risa, o de la emoción, pero desde muy chica me tocó aprender que también se puede llorar de tristeza, que se puede llorar cuando extrañas a alguien, pero nunca creí llorar por alguien que lo único que hizo fue hacerme daño.Cuesta entender por qué aún lo extraño o por qué todavía hay veces que pienso en él si en el momento que estábamos juntos se cagó en mí, en lo que yo sentía, en lo que a mí me pasaba cada vez que me abrazaba, me daba un beso, me decía te quiero o simplemente me miraba, cuesta aceptarlo... y mucho.Es el día de hoy que pasa el tiempo y todavía me sigo acordando de todo, de las horas y horas juntos en la plaza, de cada vez que su perfume me quedaba en mi ropa con solamente abrazarme, en lo segura que me hacía sentir, en lo bien y contenta que estaba a su lado. Que lastima que algo tan lindo como eso haga mal no?, pero más triste es saber que aunque pase el tiempo sigo pensando en él como el primer día que nos vimos.

Prometí no volver a no hablarte, y aunque no lo cumplí estoy dispuesta a olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario