♥♥♥

jueves, 18 de julio de 2013

Poco a poco dejo de necesitarte, dejo de sentir tu olor en todos lados, dejo de fijarme tus estados, dejo de preocuparme por vos. Me parece ya lo hice durante mucho tiempo como para ahora seguir ocupándome de saber como estás vos.
Siempre supe ponerte primero ante todo, y ahora decido que seas lo último ante todas mis cosas, y si es posible que no estés en mis necesidades mejor. Me acostumbré tanto a vos que me cuesta poder estar sin vos, pero eso no significa que me arrepienta de mis elecciones con vos hasta el día de hoy, ni de nada. Estoy orgullosa y satisfecha conmigo misma por lo que elegí, y me hubiera gustado que vos lo vieras o entendieras desde mi punto de vista o desde mi lugar, pero sé muy que eso nunca va a pasar, y que vos jamás te vas a poner en el lugar de otro ni mucho menos vas a pensar en alguien que no seas vos, pero quiero que sepas que todo lo que me hiciste un día te va a volver, y espero que en ese momento te acuerdes de lo que me hiciste y te sientas aunque sea un poquito mal, a ver sí ese día por lo menos llegas a entender. 
Me hubiera gustado que no me eliminaras de tus contactos, creo que eso demuestra un poco la clase de persona que sos, y el tipo de personalidad que tenes.Pero con tus imperfecciones, con tus comportamientos de pendejo (que eso fue lo que nos separo, el hecho de nunca quisiste asumir de que ya no sos un pendejo) te sigo queriendo igual, y dudo querer a alguien como te quise y también dudo que alguien te llegué a querer así como yo. 
Buena suerte y cuidado con el karma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario