♥♥♥

miércoles, 23 de octubre de 2013

Distancia

Acostada. Con auriculares, el blog de notas del celular abierto. El televisor prendido. Y yo tirada en la cama. Esperando que algo o alguien me brinde soluciones a un problema inexistente. Un problema que solo mi cabeza creó, y que nadie mas que ella entiende. Problemas sin sentido, como siempre.
Todo empezó el 29 de julio de este año, cuando por casualidad me habló. Yo no estaba en mi mejor momento, hace poco días había cortado la relación definitiva con un chico, vamos a llamarlo señor G (a quien le dedique varias entradas). Señor G me había hecho sentir de todo, odio, furia, amor, rechazo, cariño, y todas en el mismo instante. El estar con él hacia que mis problemas se difuminaran (aunque solo por unas horas) y no me preocupara por otra cosa que no sea él, y él estar ahí con él, con sus chistes, con sus abrazos, sus besos, su piel y su olor, ese olor que es el día de hoy, 1 año y 6 meses después de la primera vez que nos vimos, de la primera vez que sentí su olor, sigo sin olvidarme de su el, de su perfume, de su suavidad al dar un beso y todo lo que tenga que ver con él, pero no viene al caso. 
Ese 29 de Julio yo no sabia que mi vida cambiaría meses después.- ¡Me habló! -Dije entusiasmada. Era él, mi amor, mi amor imposible desde principio de año. Después del "¿Como estas y que hacías?" me preguntó si tenia alguna manera de comunicarnos que no sea por facebook. Por supuesto que le pase mi pin. Empezamos a hablar, a veces 1 ves por semana por horas, después ya era todas las noches, y semanas mas tarde ya era indispensable en mi vida. No había, ni hay, un momento en el que no hablemos, en que nos contemos nuestras cosas y nos digamos que nos queremos. Nuestra relación empezó de una manera bastante rara, veníamos los dos de relaciones en las que precisamente no nos había ido de la mejor manera, y así empezó, él contándome de su anterior novia, y yo contándole de señor G, quien había marcado notoria y ferozmente mi vida. Meses mas tarde era algo mas lo que nos unía, mas allá de nuestros pasados, de nuestras historias de amor frustradas, mas allá de todo. Era algo mas lo que nos unía para hablar cada día sin aburrirnos. Ese mismo mes, me había dado cuenta que ya no lo quería como amigo (al saber que era un amigo, lo había descartado de mis amores imposibles, y había quedado en la posición de amigo. Nada cambiaría si el no quisiera, y así fuera por mas amor imposible que fuera, lo pensaría) que lo quería como algo mas, que me importaba mas de lo que yo y él creíamos, que sus problemas eran los míos, que lo único que tenia para confiar ciegamente era él, me gustaba, y no podía cambiar eso. No sé por qué, ni todavía entiendo como me animé, pero se lo confesé. -Ademas olvide mencionar que vive en Belgrano? Y qué yo por ese entonces para olvidarme de señor G, por despecho o lo que sea, andaba con otro. Lo quería y eso fue lo que hizo que me confundiera.- Un mes mas tarde, ya no hablábamos igual, hablamos todo el día, todos los días, y lo mejor? Que era él quién me buscaba y me busca aun. -si hay algo que me sobra es orgullo- Me confeso lo que sentía, dijo que esperaría a que dejara de estar confundida, a que yo quisiera verlo, y ahí, justo en ese momento, el estaría conmigo. Es el día de hoy, que el sale y se comporta como si fuéramos novios.- Aun sigo sin verlo- . Ahora.. Lo que siento, es una mezcla de confusión mezclada con miedo y con ganas de conocerlo, de conocer su cara, su forma de besar, su piel, su olor, su cuerpo, conocerlo en todos los sentidos y aspectos.

30 comentarios:

  1. Me alegro que te identifiques con las cosas que escribo y que hayas tenido un ratito para leerme, por supuesto que yo tambien te sigo
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. No se por donde empezar te juro. . No sé si te acordarás, perohe contado muchas veces una historia así o muy parecida (más especificamente sobre Renato). Creo que son momentos hermosos que uno pasa, el hablar todo el día, el contarse cosas, el respetarse como si fuesen novios. Te lo digo por experiencia, jugatela por lo que queres. O pone en la balanza si vale más perderlo que las inseguridades. Él puede prometerte el estar para siempre esperándote, pero a veces no es así, no porque no quiera, sino porque todos podemos cansarnos. A mi me pasó, y lo sufrí mucho, lo extraño hasta el día de hoy y me arrepiento de muchas cosas. Tal vez por esto te entiendo un poco más y mi humilde consejo es que lo veas. No te digo que sea el amor de tu vida ni mucho menos, pero el día de mañana sería peor que no lo hayas hecho. Espero que puedas dar ese paso, y personalmente me encantaría saber que tu historia tiene un desenlace feliz, que vos pudiste aprovecharlo.
    Muchos saludos chechu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí me acuerdo! Me da miedo jugamerla y que no sea lo que espero o que no funcione! Gracias igual, Un beso!

      Eliminar
  3. Me encantó pasarme por aquí y ver esta que sin duda es una gran entrada.
    Si tienes tantas ganas ni te lo pienses puedes tener miedo de que salga mal pero tal vez sea porque te importa demasiado...
    ¡SE MUY FELIZ! :):)

    ResponderEliminar
  4. Adelante!! Atrévete, conócelo!!!
    el que no arriesga no gana!!! ^^

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. No dejes de soñar. Es muy bonito cuando llegan a tu vida esas personas capaces de robarte las mejores & más sinceras sonrisas. Las que parecen que tuvieran en su frente un cartelito con un: No te rindas, lo mejor está por venir :$

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno que te estés dando otra oportunidad, nada te asegura que será para siempre pero tú sabes si vale la pena intentarlo, y por lo que escribes parece que sí quieres. Gracias por seguirme en Correspondencia Ajena. Me alegra que te identifiques tanto conmigo. Ya te sigo :) Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Es bueno que confíes en ti y sigas luchando y más si es lo que realmente lo deseando. Te en cuenta que los sueños no son malos y que puede existir miedo pero que los imposibles no existen y los posibles se consiguen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Una de mis políticas de vida es, simple y llanamente, no quedarme con las ganas. No puedo soportar vivir, andar por la calles mirando otros, sabiendo que no me quité las jodidas ganas. Y ha salido bien. Deberías intentarlo.

    ResponderEliminar
  9. Y si el quiere esperar a que no estés confundida... me parece que no lo estás. Lo querés, y querés estar con él. ¡Estén juntos!
    Me gusta muchísimo cómo escribís, Chechu.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Chechu, gracias por pasar con mi blog, pero yo te seguía hace rato!! Un beso

    ResponderEliminar
  11. Jugarserla para perder un poco los miedo, nos ayuda. Creo que si alguien nos espera, sea cual sea la situación, es una buena señal.
    ¡Buen domingo!

    ResponderEliminar
  12. Es parte de nuestra vida, empezar de nuevo con nuevas ilusiones...;-) Saludos

    ResponderEliminar
  13. Sin duda las entradas más largas son las mejores, es un placer volver a leerte después de tanto tiempo, como he comentado en otros blogs, es como volver a nacer de nuevo al leer tan preciosos textos. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Hola pasaba a conocerte!
    la verdad es que yo me atreveria y dejaria de estar confundida, si ya la relación pasada no funciono, para que seguir gastando el tiempo en eso, atrevete!! a cambiar tu historia. y conocer y explorar estos nuevos sentimientos.
    besitos
    http://flashlovee.blogspot.com/

    ResponderEliminar